domingo, enero 14, 2018

Como restaurar Linux Mint después de una mala actualización de Kernel.

El núcleo de Linux se actualiza constantemente, debido al gran trabajo de Linus Torvald y sus colaboradores. Todos los que usamos sistemas operativos GNU-Linux, sabemos que gracias a este desarrollo continuo, los sistemas son tan eficientes y tan seguros. 

No obstante, algunas actualizaciones pueden crearnos algún dolor de cabeza, como le paso a un amigo al cual le instale hace tiempo una versión de Linux Mint 18.2 en su Pc portátil. Lo hacemos en LM pero vale para Ubuntu y todas sus derivados que usen el grub 2.

Sucede que aunque las actualizaciones de kernel, no vienen predeterminadas que se instalen para usuarios noveles, podemos actualizar y darnos un fallo, al sistema que tenemos instalado. Los usuarios avanzados saben como hacerlo fácilmente desde la terminal, por lo que nos centraremos como siempre en hacerlo gráficamente para el resto.



1.- Reiniciamos desde el Grub.- En cuanto hacemos alguna actualización y nos da un fallo y el sistema no arranca al menos normalmente, no entren en pánico. Lo primero es reiniciar el ordenador para acceder al Grub. Para acceder al Grub, apretar la tecla ESC justo cuando arranca el ordenador.
El Grub es esa pantalla que nos sale al inicio donde tenemos la opción de escoger los sistemas que tenemos instalados, pero también sirve para acceder a las opciones avanzadas de LinuxMint. Es algo similar como el Arranque en Modo seguro de Windows. Es algo así:


En la imagen anterior vemos 3 actualizaciones de kernel de Linux. La primera de arriba es la última que instalamos que nos da el fallo, y la que por defecto inicia, por lo que seleccionaremos la última de abajo, que es la mas antigua y nos funcionaba correctamente. Usamos la linea del inicio normal NO la del Recovery mode. Esperamos a que se inicie el sistema.

Si no se inicia correctamente, entonces seguimos el próximo paso.

2.- Restaurar desde el Recovery Mode.- En el supuesto caso de que nos ha fallado también el inicio desde el kernel mas antiguo, entonces elegimos la opción Recovery mode del mismo kernel. Esperamos a que arranque con paciencia y llegue a la pantalla gráfica de recuperación del sistema.


Bajamos hasta la opción dpkg "reparar paquetes rotos" y damos Enter o elegimos Ok. Esperamos a que termine. Generalmente una vez reparador los paquetes rotos, se puede reiniciar el ordenador y debe iniciar correctamente.
Para eso nos situamos en la primera opción para inicio (boot) normal y clic en OK.

Con el programa Grub Customizer muy conocido por todos, podemos no solo posicionar el kernel antiguo como el primero de la lista cada vez que se inicie el sistema, sino también podemos eliminar el kernel que nos dió el fallo.

Lógicamente nos tenemos que quedar con el número de versión de kernel que falló, para que en futuras actualizaciones no instalarlo y ejecutarlo. Posteriormente cuando salga una nueva versión de otro kernel, podemos actualizar el viejo sin pasar por el que nos dio problemas. Suerte!!!