domingo, septiembre 11, 2016

[Tutorial] Como crear las particiones necesarias durante la instalación de un sistema GNU-Linux.

Los sistemas GNU-Linux son sin discusión alguna, los mejores sistemas del mundo. Son muy estables, nada propensos a las infecciones de malware, y utilizan la estructura de directorios de una manera muy peculiar y segura.

Hay una sola cosa que en ocasiones, echa para atrás la decisión de un usuario de instalar un sistema Linux en su ordenador: la creación de las particiones. Aunque es muy sencillo, para los usuarios noveles y nada acostumbrados a ello, les resulta tedioso.

Los sistemas GNU-Linux actuales crean las particiones de manera automática al estilo Windows, pero la verdad es que hacer las particiones manualmente, añade ventajas que no se aprecian en el momento. Vamos a explicar paso a paso como hacer una típica tabla de particiones durante la instalación del sistema Operativo.

REQUISITOS IMPORTANTES.

  • Tener un ordenador disponible para instalar el sistema Operativo GNU-Linux. Da igual si esta dañado Windows, es viejo, o tienes una antigua versión de Debian. 
  • Necesitas un pendrive o un DVD vacío donde copiar el sistema GNU-Linux autoarrancable. 
  • Si es un portátil o un netbook, asegúrate de conectar el cable de alimentación a la red. 
1.- Crear un dispositivo autorrancable o booteable.

Debes primero descargar el sistema GNU-Linux desde la web oficial. Hay muchos sistemas disponibles, los mas conocidos son LinuxMint, Ubuntu, Debian, pero hay muchos en realidad.

De la Web oficial lo que descargas es una imagen ISO que después vas a grabar en un dispositivo de almacenamiento. Para descargar la ISO vas a la pagina oficial y clic en el botón para descargar la imagen ISO de inmediato. Ejemplo de la web de LinuxMint:


Una vez hayas descargado la imagen ISO, debes crear el pendrive o disco autoarrancable. Para hacer un pendrive puedes usar un programa como Unebooting o Yumi y el modo de hacerlo lo tienes explicado aquí. Para hacerlo con un DVD, debes conseguir uno virgen y con el programa de grabación que tengas, usando la opción "grabar imagen a disco"

2.- Arrancar el PC y comenzar la instalación. 

Para arrancar el ordenador con el pendrive, necesitamos indicarlo justo al encender, apretando (según que marca varía) los botones Esc, F8, F9 y seleccionando el pendrive como dispositivo de inicio. De lo contrario podemos entrar con la tecla F2 a la BIOS e indicarlo en la opción BOOT manualmente.

Si enciende y carga el sistema antiguo que tenían (Windows etc),  deben repetir el proceso de inicio hasta que arranque y seleccionen el idioma de instalación: elegimos Español y después Enter.


"Probar el sistema xxxxxxx sin instalar"  lo hace en modo Live, pero después no queda instalado una vez se retire el soporte, así que seleccionamos la opción: Instalar xxxxxxxx OS y esperamos unos segundos a que cargue los servicios necesarios. Después verán una pantalla similar a ésta:


Seleccionamos Español y clic en Continuar.


En la ventana de "Tipo de instalación" ahora debemos escoger que vamos hacer. Cualquier opción es válida, pero la opción mas recomendable es la última, porque podemos hacer una partición donde nuestros archivos estén a salvo, aunque el sistema colapse en el futuro (algo poco probable pero posible).
Así que marcamos la casilla "Mas opciones" y clic en Continuar.


3.- Crear la tabla de particiones.

Ahora pasando a la parte que nos interesa, veremos que hay varias particiones probablemente de los sistemas que estaban instalados en la máquina. Una por una, las eliminamos todas. Se hace seleccionando la partición con un clic y damos en el botón [ - ], hasta que no quede ninguna y quede todo el disco limpio.


Una vez tenemos todo el espacio libre, creamos las 3 particiones necesarias: Raíz [/] para el sistema; Home [/home] para nuestros archivos personales; y una partición Swap o Área de intercambio, que es la memoria virtual del sistema.

Nota: Antes de crear cada partición, siempre marca la opción "espacio libre" para que el sistema sepa de donde tienen que coger el sitio necesario para poner la partición.

Para crear la primera, has clic en el botón añadir [+]. En la ventana Crear partición escribimos un tamaño; con 30 Gb es mas que suficiente, y en punto de montaje seleccionamos [ / ]; lo demás se puede quedar como esta. Clic en Aceptar.


Ya tenemos creada la primera. Verán que se añade a nuestra tabla de particiones, que ya se ha empezado a crear.


Ahora la segunda que por facilidad, es la partición Swap. Seleccionamos de nuevo espacio libre y volvemos a clicar sobre el botón añadir [+] y en la ventana Crear partición escribimos un tamaño de 2 Gb; con eso es mas que suficiente en cualquier opción,  y en la casilla "Utilizar como": elegimos Área de intercambio. Clic en Aceptar.


Como pueden observar se añade también nuestra segunda partición creada.


 Para crear la última partición, clic en "espacio libre" y clic en el botón añadir [+] y en la ventana de crear partición, le dejamos el resto del espacio del disco duro que tengamos. En esta partición una vez instalado, se guardan nuestros archivos personales (fotos, vídeos, documentos, etc) además de las configuraciones de los programas instalados y demás configuraciones.

Así que da igual si el disco es de 200 Gb o 2000, se lo dejamos todo a la partición Home. Para ello, repetimos el proceso; clic en "espacio libre" y clic en el botón añadir [+] en tamaño, dejamos el que queda como está, y en Punto de montaje elegimos: /home. Clic en Aceptar.


y verán que ya tenemos las particiones realizadas. Nuestra tabla de particiones ha sido creada. Clic en Instalar Ahora.


Ante la pregunta de confirmación (si la hubiera); ¿Desea escribir los cambios en los discos? Hacemos clic en Continuar para confirmar la operación y empezar la instalación. 


A partir de este momento, se empiezan a mostrar algunas ventanas rutinarias de todos los sistemas Linux; donde se fija la zona horaria, la región, el nombre y los datos del usuario, y después concluye la instalación del sistema. Suele demorar unos minutos, dependiendo de los recursos ordenador y/o de la velocidad de Internet.

De esta manera hemos creado una estructura de particiones para nuestro futuro sistema Linux. A partir de este momento si en el futuro querríamos cambiar el sistema operativo por otro, o este colapsara por ejemplo, solo tendríamos que formatear la partición Raíz [ / ] que es donde se instala el sistema y mantener la partición /home como parte del nuevo sistema sin formatearla y se mantendrían nuestros archivos vivitos y coleando a salvo. Suerte!!!