domingo, agosto 16, 2015

Porque debemos elegir bien el cargador del teléfono móvil o celular.

En muy poco tiempo los smartphones y las tabletas han pasado a ser el gadget de moda en nuestras vidas, dejando en segundo plano a las consolas y los ordenadores hasta un límite inimaginable. Pero estos artilugios necesitan energía como casi todo y de ellos y de la capacidad de generarla, hay un dispositivo que con el intenso tiempo de uso, ha creado un problema que cada día se vuelve mas acuciante: la pérdida del cargador.

Los cargadores de móviles al mismo ritmo que los dispositivos han disminuido de tamaño, ya que la miniaturización en esta industria es casi un proceso paralelo en todos los gadgets tecnológicos, pero también son mas sensibles a las sobrecargas de tensión y es muy fácil de que se estropee un cargador en poco tiempo, cosa que no sucedía mucho hace unos años.
Pues bien los cargadores hay que tratarlos con sumo cuidado aunque no lo parezca y si se nos avería uno, debemos tener en cuenta como lo vamos a sustituir ya que de ello depende la durabilidad del mismo, además de la batería.

No basta con que el conector de micro USB sea igual y sea de la misma marca. Un cargador de la misma marca pero de una capacidad muy superior, hace el mismo daño que uno genérico de baja calidad ya que el proceso de carga de la batería es un proceso electroquímico que requiere de cierta intensidad por unidad de tiempo y en caso de usar intensidades muy superiores, el proceso se vuelve inestable y podemos acortar la vida de la batería e incluso afectar el dispositivo por los desprendimientos de calor intensos que pueden ocurrir.

RECOMENDACIONES AL COMPRAR UN CARGADOR NUEVO.

Vamos a ver cuales son las cosillas que debemos tener en cuenta a la hora de comprar un cargador nuevo. Olvídese de la marca, si ud tiene un dispositivo de alta gama de esos caros, lo mas probable es que cuando vaya a comprar el cargador original se lleve un susto de lo que cuesta, si se lo puede permitir genial, sino haga caso de los consejos que le voy a dar y podrá usar uno genérico o de otra marca que satisfaga los requisitos. Aclaración: Cuando decimos genérico no nos referimos a cargadores chinos baratos de dudosa fabricación, sino a los cargadores hechos por fabricantes que no están asociados a una marca de móviles en concreto.

1.- La potencia del cargador.- Este es el primer indicador y el mas importante ya que está directamente relacionado con la capacidad de la batería. Habitualmente está expresado en vatios (W) pero ahora es cada vez mas común que venga señalado el valor de voltaje (V) y el de intensidad de corriente (A). No tienen que calcular nada, solo fíjese en el cargador viejo y busque el valor OUTPUT (salida) y verá algo similar a esto: 5.0V==1.2A. Anote esos valores que son los que necesita su batería para cargarse correctamente en un período de tiempo.

2.- La capacidad de la batería.- Tenga en cuenta que si ud ha sustituido la batería original por otra de mayor capacidad ya el cargador original no es muy óptimo, es decir se queda por debajo de las especificaciones, ya que los cargadores se seleccionan en función de los parámetros del dispositivo y de la batería y si se altera el valor de uno de los dos, debemos cambiar el cargador. Puede seguir usando el mismo, pero notará que se demora mucho mas el tiempo del proceso de la carga completa.

3.- diseño.- En este caso se refiere a que evite comprar cargadores multipropósitos esos que traen un adaptador para hacerlo compatible con todos los conectores que existen en el mercado. Siempre trate que sea un solo conector; el de su teléfono. Ahora la mayoría usan MicroUSB pero en los mas modernos empieza a extenderse el uso de USB Type. Si el cable tiene núcleos de ferrita que son esos cilindros que vienen casi al final del cable, aun mejor. Estos cilindros son "filtros" que evitan el ruido de radiofrecuencia que emite la corriente eléctrica.

4.- Busque referencias y no haga de "conejillo de indias". No vaya por ahí comprando lo primero que aparezca sin tener ni una referencia. Cuando se comprar en tiendas físicas (especialmente en grandes superficies) la única referencia es lo que quiera contarle un vendedor y la mayoría de veces están poco cualificados en términos técnicos, sin embargo comprar por Internet es la opción recomendada ya que en la mayoría de tiendas online, hay referencias del producto de anteriores compradores y reviews que han hecho páginas especializadas y esto nos da una guía mas real de la usabilidad del producto.


También es recomendable que especifique que tienen garantía y un tiempo prudencial para devolverlo en caso de que no nos guste. Se da el caso de que compramos un cargador y notamos desde los primeros días un calentamiento fuera de lo habitual, lo mejor es devolverlo. Siempre tenga en cuenta que el desprendimiento de calor de un dispositivo afecta el rendimiento del mismo.

CONSECUENCIAS DE USAR UN CARGADOR NO IDÓNEO.

  • Si tienen que echar mano de un cargador que ya tienen porque no puede comprar uno nuevo, cerciórese al menos de que sea de igual o inferior potencia al original, ya que lo peor que puede pasar es que su teléfono demorará mas tiempo en cargarse y probablemente no llegue a cargar la batería al 100% con la consecuencia de acortar la vida útil de la misma, pero esto es menos malo que si el cargador fuera de mayor capacidad.

  • Usar un cargador de superior capacidad a la recomendada en el teléfono, puede provocar varias cosas, en el peor de los casos un calentamiento excesivo de la batería puede provocar el estallido de ésta y la destrucción del teléfono. Lo mas habitual, es conseguir acortar la vida de la batería ya que se hincha y pierde la capacidad de carga-descarga en poco tiempo.
  • También añadir que los cargadores toman energía de la red eléctrica, pero del total de ésta, se pierde alrededor de un 20% en forma de calor habitualmente; si excedemos la potencia del cargador lo que sucede es que el valor de temperatura podría crecer exponencialmente y puede afectar la placa base del dispositivo, que es donde está situado el conector de alimentación. 
  • Se han dado casos comentados en la prensa internacional de graves quemaduras por explosión de un teléfono y de electrocución por el uso de un cargador de baja calidad o defectuoso. Aunque son casos extremos, no debemos olvidarlo porque puede llegar a pasar.

CONCLUSIONES.

De todo esto que hemos comentado podemos extraer que al comprar un cargador, bien sea por que se nos ha estropeado o porque queremos tener un segundo cargador en otro lugar, debemos elegir con cuidado sino queremos dañar nuestro dispositivo o la vida útil de la bateria que trae por defecto. 

Tengan en cuenta que casi siempre el precio de las baterías y el de los dispositivos, son mucho mayores que el del cargador, así que no ganamos nada al comprar barato un cargador malo si después averiamos lo mas valioso; por el contrario estamos tirando el dinero. Suerte!!!